¿Te gustaría tener un coeficiente intelectual sobresaliente pero cero inteligencia emocional?

Háganse la pregunta. Yo la respuesta la tengo clarísima: no. No quisiera estar en esa situación ni tampoco me gustaría estar en un escenario como por ejemplo tener que elegir a un nuevo integrante de mi equipo de trabajo con esas características.

La inteligencia emocional es la capacidad que tiene el ser humano para reconocer y manejar sus sentimientos y los de los demás de una manera racional (Coon et al, 2019, p.307). Ser inteligentes emocionalmente está relacionado también con ser empáticos, tener autocontrol y administrar nuestras motivaciones y relaciones con los demás de manera saludable.

Según Aristóteles (citado en Coon et al, 2019, p.307) “enojarse con la persona correcta, en el grado correcto, en el momento adecuado, con el propósito correcto y de la forma correcta” es la receta ideal para relacionarnos con éxito. Porque es conveniente aclarar que la inteligencia emocional no quiere decir, para nada, que no hay espacio para todas esas emociones difíciles. En realidad se basa más en gestionarlas que en evitarlas.

Volviendo al tema inicial, el coeficiente intelectual es un número de dos o tres dígitos que se obtiene tras realizar un test de inteligencia que revela las habilidades cognitivas de una persona y su capacidad de raciocinio crítico. Por el contrario, es muy difícil saber cuánta inteligencia emocional tiene una persona hasta no empezar a conocerla y relacionarnos con ella, porque, de algún modo es totalmente intangible. No existe un número para esto.

La buena noticia es que la inteligencia emocional se puede desarrollar y aprender a lo largo de los años, lo cual hace que, si trabajamos en este aspecto de manera intencional, podeamos manejar de manera más adecuada nuestras emociones sin importar qué edad tengamos. Por el contrario, el coeficiente intelectual se desarrolla en la infancia especialmente y no es algo en lo que se pueda trabajar en la adultez.

Me parece relevante no solamente prestarle atención a la inteligencia emocional, sino fomentar su desarrollo, y no solamente definr quién podría ser un buen fichaje para un equipo de trabajo según su coeficiente intelectual. En situaciones apremiantes o de cambio es necesario ser “flexibles, adaptables, agradables y emocionalmente maduros” (Coon et al, 2019, p.307).

En el capítulo 9 de Introducción a la psicología, el acceso a la mente y la conducta hay una línea que habla sobre cómo son las personas inteligentes emocionalmente que me encantó, en ella citan estos ejemplos: “Son personas que saben como ofrecer un brindis en una boda, contar un chiste en una parrillada, consolar a los dolientes en un funeral, aumentar la diversión en una fiesta o calmar a un niño asustado” (Coon et al, 2019, p.307). ¿No les resulta demasiado bonito?

Ser brillantes y estudiantes de nota 100 suena increíble, pero creo que como sociedad debemos dar más valor a la gestión de las emociones y no solamente a ese dígito que nada más valida nuestras habilidades cognitivas.

Prefiero ser consciente de mis emociones y trabajar en ellas cuando haga falta, comprender a mis compañeros de trabajo cuando hay un mal día y tener la apertura para hablar de ello sin prejuicios. Me resulta necesario cuidar mis pensamientos y la manera en la que permito que me traten los demás. Quiero darle valor a la empatía más que nunca, con o sin pandemia, y a vivir el presente con atención plena.

Contáme vos qué preferís ¿tener un coeficiente intelectual sobresaliente pero cero inteligencia emocional o un poquito de las dos?

Referencias bibliográficas

D. Coon, J. Mitterer y T. Martini. (2019). Introducción a la psicología, el acceso a la mente y la conducta (14a. ed.). Cengage

5 comentarios sobre “¿Te gustaría tener un coeficiente intelectual sobresaliente pero cero inteligencia emocional?

  1. ¡Hola, Erika! A mí me parece que la inteligencia emocional es algo indispensable en nuestras vidas. De nada nos sirve que tengamos notas altas si no somos capaces de conectar con las personas, ya que a lo largo de nuestra vida son las personas quienes nos van a ayudar en todo. Aparte, uno no sabe las vueltas que da la vida. Para llevar una vida plena es bueno saber llevarse con la gente, hacerlas crecer como personas, entenderlas y ayudarlas. Claramente la inteligencia intelectual también es muy importante, pero en mi caso, si yo tuviera que elegirla, también me gustaría usarla para fines que ayuden a los demás.

    Paola Priano Medina

    Me gusta

  2. En lo personal prefiero tener un poco de ambas, ya que a mi me parece que ambas tienen una importancia igual y si pierdo mi inteligencia emocional, aunque me haga un prodigio, perdería lo que soy, mi naturaleza y mi forma de ser. Además no poder saber lo que siento es horrible y si fuera así siempre sería una tortura.

    Me gusta

  3. Hola Erika! Yo preferiría tener un poco de ambas, ya que realmente las dos son importantes. Sin embargo, en mi opinión, es mucho más importante la inteligencia emocional. Mientras uno puede verse muy listo al saber muchísima información, uno puede tener una mejor calidad de vida y triunfar en esta a través del uso de la inteligencia emocional. Es crucial, para nuestra vida profesional, social y personal, saber manejar nuestras emociones y reconocer las de otros, saber cómo reaccionar y ayudar con estas, mientras aprendemos a navegar la vida con un control sobre nosotros mismos.

    Me gusta

  4. Hola ! En mi caso estoy a favor de los balances, en ese sentido para tener relaciones positivas debemos tener habilidades sociales y conocernos lo suficiente. Con respecto al coeficiente intelectual, considero que nunca dejar de aprender es una buena medida de contingencia para evitar quedarnos rezagados, debemos elevar nuestro conocimiento y desarrollar nuestras habilidades, en este punto en especial las cognitivas y las socioemocionales.
    La vida esta llena de cambios, la capacidad de ser resiliente y tener inteligencia emocional, nos permitirá afrontarlos de manera satisfactoria.

    De los blogs más lindos que he leído!

    Me gusta

Responder a paolapriano0 Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: